Manifestaciones cutáneas de diabetes mellitus

ISSN: 00349887
5Citations
Citations of this article
29Readers
Mendeley users who have this article in their library.

Abstract

Introducción El término diabetes mellitus (DM) comprende un grupo de enfermedades metabólicas caracterizadas por hipergluce-mia y alteraciones en el metabolismo de carbohidratos y lípi-dos debido a una acción y/o secreción deficiente de insulina. 1 En México, este padecimiento tiene una frecuencia que fluc-túa entre 2 y 8.8% en la población general. Se estima que uno de cada cuatro individuos mayores de 54 años presenta DM. Según los cálculos el 90% de los diabéticos corresponden al tipo 2. 2 La hiperglucemia crónica se asocia con daño a largo plazo de casi todos los órganos del cuerpo. La piel no es la excepción y las manifestaciones cutáneas de la diabetes me-llitus son numerosas y variadas; se estima que el 30% de los pacientes diabéticos presentan algún tipo de afectación cutá-nea. Si se consideran los efectos metabólicos sobre la micro-circulación y los cambios en la colágena de la piel, esta cifra aumentaría al 100%. 3,4 Dermatosis en las que la DM actúa como un factor deter-minante Necrobiosis lipoídica En 1929, Oppenheim fue el primer autor en describir esta entidad que se presentaba como una reacción cutánea relaciona-da con la diabetes, a la que denominó dermatitis atrophicans lipoides diabetica. En 1932, Urbach le dio su denominación ac-tual. 4-8 La necrobiosis lipoídica (NL) es el marcador cutáneo de diabetes mellitus más conocido, sin embargo no es el más fre-cuente, ya que sólo 0.3% de los pacientes con diabetes desarro-llan NL. Afecta a diabéticos tipo 1 y 2. La relación mujer/varón es 3.3:1, con mayor porcentaje entre los 20 y 25 años. La NL puede preceder a la aparición de diabetes mellitus en el 15% de los casos en un promedio de 2 años (rango, 0.5 a 14 años). En el 25% de los pacientes ambos procesos aparecen simultáneamen-te y en el 60% de los casos la NL aparece en pacientes con diabe-tes mellitus establecida. 3,7-9 La presencia de NL no es patogno-mónica de diabetes mellitus ya que sólo dos terceras partes de los casos se asocian a ésta. Las lesiones son asintomáticas y se localizan característicamente en regiones pretibiales y caras la-terales de ambas piernas de forma individual (16%) o múltiple. Se inician como una pequeña placa o nódulo de coloración eri-tematosa o marrón, aumentando progresivamente de tamaño de manera centrífuga presentando un borde rojo-violáceo bien de-limitado; el área central adquiere un color marrón-amarillento y aspecto atrófico, con múltiples telangiectasias en su superficie. En el 85% de los casos las lesiones se localizan exclusivamente en las piernas, y en el 15% aparecen en otras áreas que incluyen las manos, los antebrazos, el tronco, la piel cabelluda y la cara. Cuando la NL aparece en otros sitios que no sean las piernas, como la cara y piel cabelluda (formas más atípicas) es menos probable que el paciente sea diabético. 3 Las lesiones pueden ul-cerarse de forma espontánea o por traumatismos en el 35% de los pacientes. Otras veces pueden ser esclerodermiformes por aumento de tejido fibroso o anestésicas debido a la destrucción de nervios cutáneos. 10,11 La remisión espontánea de las lesiones se presenta en 13 a 19% de los casos después de 6 a 12 años.

Cite

CITATION STYLE

APA

Fajre, X., Pérez, L., Pardo, J., Dreyse, J., & Herane, M. I. (2009). Manifestaciones cutáneas de diabetes mellitus. Revista Medica de Chile, 137(7), 894–899.

Register to see more suggestions

Mendeley helps you to discover research relevant for your work.

Already have an account?

Save time finding and organizing research with Mendeley

Sign up for free